Un estudio más sobre la seguridad que confieren las dietas hiperproteicas en personas sanas.

Estudio en el que se analizó si la ingesta alta de proteínas (> 3 g/kg/d) afecta los marcadores clínicos de salud además del rendimiento y la composición corporal en hombres jóvenes entrenados en fuerza.

Los voluntarios para este estudio fueron doce hombres sanos a los que se les administró un tratamiento por dos fases, once terminaron el estudio. Durante 8 semanas siguieron una dieta normal y durante otras 8 semanas siguieron una dieta alta en proteínas a la par que registraban su régimen de entrenamiento diario para calcular el trabajo realizado.

En la fase que siguieron dieta normal, consumieron 2,6 g/kg/d mientras que en la fase alta en proteínas, consumieron 3,3 g/kg/d. No hubo cambios significativos en la composición coporal ni en los marcadores de salud en ninguno de los dos grupos. Tampoco hubo efectos secundarios (alteración en los lípidos en sangre, glucosa o función renal) con respecto al alto consumo de proteínas.

Si bien, el estudio tiene una muestra muy pequeña (n=11) y de poca duración, los hallazgos encontrados demuestran que no existe ningún tipo de alteración negativa al consumir grandes dosis de proteína diaria. No obstante, tampoco existen beneficios adicionales al sobrepasar los 2,6 g/kg/d de proteína.

Referencia: Antonio J, Ellerbroek A, Silver T, Vargas L, Peacock C. The effects of a high protein diet on indices of health and body composition–a crossover trial in resistance-trained men. J Int Soc Sports Nutr. 2016;13:3.