CIENTÍFICOS SE RETRACTAN

Harvard, Centro de México. – Científicos de la UNAM han descubierto no solo que la grasa sí se quema (y no se oxida, como decían algunos nutriólogos «entendidos» del tema) sino que también el limón en ayunas confiere un efecto clínicamente significativo en la pérdida de grasa en hombres y mujeres jóvenes con normopeso.

Juan Urrutia Velazquez, médico endocrinólogo, nutriólogo y entrenador honoris causa por haber ganado el Mr. Texcalco de 1998, mencionó que, si bien, al principio le pareció uno de esos cuentos de la vecina que vende Herbalife, al observar que más y más profesionales de la Nutrición Deportiva (AKA Fisicoconstructivismo) que incluían en sus planes este brebaje de los antiguos Dioses egipcios, obtenían resultados palpables en sus pupilos, decidió realizar un experimento totalmente controlado para comprobar que no era sino gracias a las grandes dosis de clembuterol, pechuga de pollo y espárragos lo que hacía perder grasa y ganar músculo y no el limón en ayunas que tanto mencionaban.

El estudio constó de 40 participantes, 20 mujeres y 20 hombres (para poder cumplir con la cuota de género), la edad de los participantes osciló los 20-30 años, sin algún tipo de complicación médica y hacían ejercicio con regularidad. Los participantes se dividieron en 4 grupos, el primero con limón en ayunas, el segundo con una fórmula inerte (grupo placebo), el tercero y cuarto se les dio grandes dosis de clembuterol, oxandrolona y leche de coco (según fuentes fiables, como protector hepático). El estudio tuvo una duración de 3 meses.

Al final, el grupo donde incluyeron limón en ayunas disminuyó 5 kg de grasa corporal a la par que aumentaron 5 kg de masa magra según la visión antropométrica del «couch» de turno (el cuál también posee la capacidad de sacar tu gasto calórico y los scoops de proteína necesarios en pocos segundos, solo viéndote de arriba a abajo), el grupo placebo se mantuvo igual mientras que los participantes de los dos grupos restantes tuvieron un saldo de 7 muertos y 4 con fallas renales. Se presume que esto fue por el exceso proteico y no por las inofensivas megadosis de clembuterol y oxandrolona proporcionadas por Omega-Labs, uno de los laboratorios de bañera más prestigiosos en México y alrededores.

El Dr. Urrutia mencionó en sus conclusiones que no pensaba que este tipo de cosas pasaran en realidad pero dejó en claro que una vez más la brociencia le ganó a los papers y que tarima, tarima, tarima sigue siendo el foco de atención para poder obtener resultados palpables, esto mediado por la amplia experiencia otorgada por tantos Mr. Pueblos que existen en la actualidad.

Nutrición Desinforma es una sección de Nutrición en Forma con fines meramente humorísticos, nada de lo que se ve aquí es verdad (o quizá sí), no crean todo lo que ven en redes sociales