Autor: Juan Carlos Vázquez (Ver sus artículos)

Licenciado en Nutrición Humana.

Docente de la Licenciatura en Nutrición y de Enfermería en la Universidad del Valle de México.

Redes sociales: Sitio WebFacebook | Instagram | Youtube

SU USO EN LAS DISCIPLINAS DEPORTIVAS

Antes de entrar de lleno en el ámbito de las pesas y el fisicoculturismo, primero discutamos qué se sabe o qué experiencia se tiene en torno al uso de este suplemento en las disciplinas deportivas.

SOBRE SU USO EN LAS DISCIPLINAS OLÍMPICAS

Cuando se habla de las Olimpiadas, los Juegos Olímpicos y la élite del deporte, en pocas palabras, el alto rendimiento, es inevitable mencionar un término inexorable a este contexto: el récord. Todos quieren romper marcas, ser los mejores, ser recordados, subirse el Olimpo, tener la medalla mas brillante y llevársela a casa para contar la gran proeza. Hay que romper marcas. Hay que ganar. No hay otra opción. Todo se reduce a eso.

Pero, ¿cómo puede lograrse tal hazaña? ¿Qué está dispuesto a hacer el atleta para obtenerlo?  Con frecuencia se recurre a métodos ilegales, y es donde los esteroides han hecho su papel protagónico con maestría por décadas. De tal modo que se han buscado alternativas por todas partes en aras de tener un mejor rendimiento deportivo sin tener que estar frente a los tribunales del Comité Olímpico Internacional o la Agencia Mundial Anti-Doping (WADA) pues, el estarlo, supondría quizás el fin de la carrera para algunos.

Es ahí donde entran en acción los suplementos alimenticios. Por lo visto, su consumo se ha mantenido muy elevado en los últimos años. En una revisión sobre los indices de consumo en atletas olímpicos entre los años 2002 al 2009, se encontró que dicho consumo disminuyó de un 83 a un 71 %. Como vemos el consumo, aunque bajó un poco, es aún muy alto. Estaríamos hablando de poco mas de 7 de cada 10 atletas [1]. En el mismo estudio, se recalca el uso principalmente de multivitamínicos y multiminerales. Claro está, en aquel entonces no había tanta oferta, como hoy, de suplementos pre-entreno y los denominados “óxidos”.

POTENCIA

No se han encontrado mejoras en cuanto a 1RM en el bench press o el leg press con la suplementación aguda de 3,000 mg/día de AAKG 45 minutos antes de entrenar en un grupo de 16 hombres (8 entrenados y 8 no entrenados), sin embargo, sugirieron que podría ser necesario una suplementación crónica o una carga de AAKG ya que en este la dosis ha sido única [2].

JUDO

En un estudio, no encontró ningún efecto de la suplementación oral con 6 gr de Arg durante 3 días en la producción de NO ni en el metabolismo del amonio ni el lactato en 10 hombres atletas elite de judo [3]. Nótese que esta dosis de Arginina (Arg) es el doble de lo que comúnmente se recomienda en las distintas marcas de suplementos disponibles en el mercado. Por tanto, hasta aquí, ni 3 ni 6 gramos parecen tener ningún efecto fisiológico.

LUCHADORES OLÍMPICOS

En un estudio con luchadores olímpicos se les dio a 12 voluntarios una dosis única de 1.5 gr de Arg por cada 10 kg de peso corporal una noche antes de un entrenamiento habitual luego e 12 horas de ayuno, y no se encontró ningún cambio en el consumo de oxígeno ni en las concentraciones de lactato, sin embargo, si se incrementó el tiempo hasta el agotamiento sin concluir cuáles eran los mecanismos bioquímicos específicos para este hecho [4]. En otro estudio publicado anteriormente a este se encontró que uno de los posibles mecanismos de la Arg para retrasar la fatiga muscular era interviniendo en el metabolismo del amonio [5].

CICLISMO

Si bien este estudio no es implícito al ciclismo, si podría tener cierta aplicación.

En un ensayo controlado aleatorizado, se tomó a diez voluntarios entrenados y se les dio una dosis oral diluida en agua cada día durante una semana comparando a tres grupos: placebo, citrulina y Arg. Fueron asignados al cicloergómetro. Al finalizar el estudio, se encontró que la citrulina, y no la Arg, incrementó el metabolismo oxidativo y mejoró el rendimiento atlético [6]. Con esto en mente, quizás sería conveniente replantearse si el uso de Arg es rentable en términos del desempeño atlético o si existen otras sustancias con mejores efectos fisiológicos.

CORREDORES DE 10 K

El número de corredores amateur ha ido al alza en estos últimos años. Lo mejor es que no ocupas ningún aditamento para realizar esta actividad, solo un par de piernas. He de decir que este es de mis favoritos. Personalmente me preparo con un buen descanso y una clásica carga de hidratos de carbono a las horas previas a competir en 10, 21 o 42 K.

Con todo, siempre estamos buscando con qué dar ese “extra” para mejorar en alguna marca.

Ahora bien, consideremos el siguiente estudio que se realizó en 15 voluntarios sanos y con al menos un año de experiencia en carreras pedestres de 10 K y marcas inferiores a 45 minutos en hombres, y 50 minutos en mujeres, en competiciones oficiales. Todos consumieron una dosis de 6 gr de Arg en 500 ml o un placebo. Fueron asignados a correr 5 km lo más veloz posible. Se les midieron marcadores de la fatiga, amonio y lactato. Al final, los hallazgos fueron: no hubo cambios en ambos parámetros estudiados. También, en la conclusión de los autores añaden lo siguiente: “basados en estos resultados, los suplementos nutricionales que contienen Arg no deberían ser recomendados como una ayuda ergogénica en aras de mejorar la síntesis de óxido nítrico en sujetos sanos y físicamente activos” [7].

CONCLUSIÓN

Así las cosas, el uso de este suplemento, ya muy entrado en popularidad, quizá pase a la historia como otra gran falacia de la nutrición deportiva. Al menos en esta breve revisión, no resulta ser ni por poco efectiva en las disciplinas deportivas arriba mencionadas. Sin embargo, la brecha está abierta hacia un mundo de opciones aún por estudiar en aras de llegar a algo que nos de ese “extra”, esa marca, ese record, esa medalla.

En la próxima parte veremos la eficacia de ciertas marcas comerciales específicas ampliamente comercializadas en el mercado. ¿Qué marca es mejor?, ¿cuál producto comprar? Esas preguntas contestaremos.

REFERENCIAS

  1. Heikkinen A, Alaranta A, Helenius I & Vasankari T. Use of dietary supplements in Olympic athletes is decreasing: a follow-up study between 2002 and 2009. Journal of the International Society of Sports Nutrition 2011, 8:1. Extraido de: https://jissn.biomedcentral.com/articles/10.1186/1550-2783-8-1
  2. Wax, B. et al. Acute L-arginine alpha ketoglurate supplementation fails to improve muscular performance in resistance trained and untrained men. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2012; 9:17. Extraido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22510253
  3. Liu H-T, Wu C-W, Lo Y-W, Tseng H-F, Chang C-K. No effect of short-term arginine supplementation on nitric oxide production, metabolism and performance in intermittent exercise in athletes. Journal of Nutritional Biochemistry, 2009; 20: 462-468. Extraido de:https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18708287
  4. Yavuz, Turnagol & Demirel. Pre-exercise arginine supplementation increases time to exhaustion in elite male wrestlers. Biology of Sport, 2014 31(3):187-191. Extraido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25177096
  5. Imanipour V, Naderi A, Mahdi F, Sadeghi M & Shahedi V. The Effects of Supplementary L -Arginine Dietary on Metabolism and Performance in Anaerobic Exercise, 2012. Basic. Appl. Sci. Res., 2(1)759-762. Extraido de: https://www.researchgate.net/profile/Alireza_Naderi11/publication/301363095_The_Effects_of_Supplementary_L_-Arginine_Dietary_on_Metabolism_and_Performance_in_Anaerobic_Exercise/links/5715dd8d08ae1a84026507f3.pdf
  6. Bailey, JR Blackwell, T Lord, A Vanhatalo, PG Winyard and AM Jones. L-citrulline supplementation improves O2 uptake kinetics and high-intensity exercise performance in humans. J Appl Physiol, 2015; 119(4):385-395. Extraido de: http://jap.physiology.org/content/119/4/385.long
  7. Dos Santos B, et al. L-Arginine Supplementation and Nitric Oxide Production: No Additional Effect When Associated to Exercise. Food and Nutrition Sciences, 2013, 4, 779-784. Extraido de: http://www.scirp.org/journal/PaperInformation.aspx?PaperID=34693