Autor: Juan Carlos Vázquez (Ver sus artículos)

Licenciado en Nutrición Humana.

Docente de la Licenciatura en Nutrición y de Enfermería en la Universidad del Valle de México.

Redes sociales: Sitio WebFacebook | Instagram | Youtube

EFECTIVIDAD DE LOS PRODUCTOS COMERCIALES

Recuerdo hace algunos ayeres, antes de siquiera comenzar a estudiar en la Facultad de Nutrición, cuando solía adquirir aquellas escandalosas revistas de fisicoculturismo y fitness en los puestos locales de revistas. Te ganabas algunas miradas de los demás lectores mientras ojeabas la revista antes de ir a pagar por ella. Sigo preguntándome cómo me habrían juzgado. Nunca lo sabré. En fin, si algo no olvido de esas revistas es que más del 50 % del contenido no era otra que publicidad y más publicidad de una industria que crecía y crecía desbordando como la espuma cual cerveza sobre un tarro. Era increíble ver cómo el contenido de la revista era más publicidad que texto o información sobre los distintos tópicos del culturismo. Ilustraciones típicas del “antes y el después” relativas a una marca de proteínas de suero de leche, aminoácidos ramificados, productos pre-entreno y pos-entreno, y claro, el óxido nítrico. Saturaban la portada, la contraportada y cerca de cien páginas de contenido, todo ello en un solo ejemplar de un mes. ¡Vaya labor mercadológica!

En fin, sin más preámbulo, esta vez sí veremos las marcas específicas de productos con arginina (Arg) y los distintos estudios que se han conducido en aras de comprobar si tienen una utilidad real o si son solamente un derroche de dinero, como comúnmente ocurre con gran cantidad de otros suplementos.

ESTUDIOS DE PRODUCTOS COMERCIALES

NO SHOTGUN

Se han investigado, incluso los efectos de distintas marcas comerciales, como el NO Shotgun® por Shelmadine et al (2010), en el que se estudió a 18 hombres no entrenados y se les introdujo a un programa de entrenamiento con pesos libres durante 28 días y se les dio el NO Shotgun® o un placebo, se les extrajeron biopsias musculares y se encontraron mejoras en el incremento de fuerza en el bench press 8.82 vs. 0.72% en el grupo con el NO Shotgun® y un placebo, respectivamente; incremento de la proteína miofibrilar en un 70.39% comparado con el 26.34% del placebo. Los autores concluyen: “…NO Shotgun efectivamente incrementó la fuerza, masa muscular, el contenido de proteína miofibrilar y estimuló un incremento en los marcadores miogénicos indicadores de activación de las células satélite…” [1].

NO2 PLATINUM

También, el NO2 Platinum® ha sido estudiado por Reid et al (2010), donde trataron de determinar los efectos de 7 días de suplementación con Arg AAKG en la sangre arterial, concentración de L-Arg y NO, 24 participantes físicamente activos fueron sometidos a una dosis de 12 tabletas o un placebo y se tomaron muestras de sangre arterial antes, durante y después del entrenamiento al que fueron sometidos (3 series de 15 repeticiones al 70-75% de 1 RM). La l-Arg disminuyó en el grupo placebo un 0.89% e incrementó un 84.67% en el otro y, de las otras variables, si hubo cambios, sin embargo, no existieron diferencias entre ambos grupos [2].

XPAND 2X

Lowery et al estudiaron el Xpand 2X® suplementado a 20 hombres entrenados contra resistencias y que fueron asignados al azar para consumir Xpand 2X® o un placebo 30 minutos antes del ejercicio durante 8 semanas con un entrenamiento de 3 sesiones por semana. Se encontraron mejoras en ambos grupos, sin embargo, con gran diferencia en el grupo que utilizó el Xpand 2X®, como mejoras en el aumento de la fuerza para realizar Bench Press en un 18.4%, de la masa magra en un 7.8% y del diámetro del cuádriceps en un 11.8% comparados con el grupo placebo [3].

GLYCOCARN

Bloomer et al (2010), no encontraron ningún cambio en cuanto a mejoras en el rendimiento, flujo sanguíneo, saturación de oxígeno y bombeo muscular (muscle pump); peroxidación lipidíca ni en la concentración de nitritos y nitratos al suplementar a 19 hombres entrenados con GlycoCarn® y 3 grupos placebo como bebida preentreno [4].

Es difícil comparar los productos en el mercado ya que todos contienen una gran cantidad de ingredientes en su formulación.

Como vemos, algunos funcionan, otros no, ¿por qué? Y ese es el punto interesante:  no se sabe qué es lo que los hace funcionar, nuevamente, ¿por qué? Es muy sencillo: las formulaciones comerciales contienen una vasta cantidad de ingredientes, como la L-Citrulina, Beta-alanina, cafeína, agmatina, taurina, extracto de betabel, entre otros, por lo que no se puede llegar a una conclusión certera de cuál es el ingrediente clave en ellos.

Algo es cierto: NO ES EL ÓXIDO NITRICO NI LA ARGININA lo que otorga los efectos positivos sobre el rendimiento deportivo. No es clara esa ruta metabólica aún [5]. De hecho, hace poco más de dos lustros, los nombres de estos productos siempre llevaban las palabras: “NO” ó “Nitric Oxide”, sin embargo, esos nombres se han sustituido por otros muy diversos. Así es, la misma industria y sus diferentes marcas ya han de saber que lo que venden no funciona tal cual ellos lo publicitan.

Quizás sea momento de darle vuelta a la página y voltear a mirar hacia otros horizontes del conocimiento. La Arg ha quedado desfasada, y debería ser tachada como otra habitual falacia de la nutrición deportiva.

Tal es así, que hoy en día, ya se están estudiando otras formulaciones con otras combinaciones de ingredientes más prometedoras que la Arg. En algunos casos, ya ni la incluyen. Por ejemplo, en la intervención de Jagim et al, en 12 jugadores de futbol americano, se empleó una formulación comercial sin Arg (Tabla 1). Sin embargo, se concluyó que no se encontraron mejoras en la reducción de la aparición de fatiga en el tren superior (press de banca), pero sí en el inferior (sentadilla con barra). Tampoco hubo mejoras en la capacidad anaeróbica (velocidad en sprint). Pero si mejoró el estado de alerta de los atletas. También, dijeron que se necesitaban an más investigación para poder tener más información [6].

Habrá que esperar a ver qué investigación se genera en torno a cada uno de los ingredientes de esta lista que últimamente he notado mucho en los productos de las diferentes compañías de suplementos deportivos que se venden.

La recomendación final: si el producto funciona, cómprelo e ignore aquellos que no. Ahora bien, ¿cómo saber si funciona? En ese entonces, habría que estudiar cuál sustancia es la más publicitada y, claro está, consultar a un profesional de la Nutrición Deportiva para esclarecerle cualquier duda a este respecto.

REFERENCIAS

  1. Shelmadine et al. Effects of 28 days of resistance exercise and consuming a commercially available pre-workout supplement, NO-Shotgun®, on body composition, muscle strength and mass, markers of satellite cell activation, and clinical safety markers in males. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2009; 6(16).
  2. Reid et al. Effects of 7 days of arginine-alphaketoglutarate supplementation using NO2 Platinum on brachial artery blood flow and the levels of plasma L-arginine, nitric oxide, and eNOS after resistance exercise. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2010; 7(1): 22.
  3. Lowery et al. Effects of 8 weeks of Xpand® 2X pre workout supplementation on skeletal muscle hypertrophy, lean body mass, and strength in resistance trained males. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2013; 10:44.
  4. Bloomer et al. Comparison of pre-workout nitric oxide stimulating dietary supplements on skeletal muscle oxygen saturation, blood nitrate/nitrite, lipid peroxidation, and upper body exercise performance in resistance trained men. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2010; 7:16.
  5. Bescós R, Sureda A, Tur J & Pons A. The Effect of Nitric-Oxide-Related Supplements on Human Performance. Sports Med, 2012; 42 (3): 1-19.
  6. Jagim A et al. The acute effects of multi-ingredient preworkout ingestion on strength performance, lower body power, and anaerobic capacity. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2016; 13:11.